Este blog ... es una mezcla de cochina e ideal realidad
con cochina e ideal irrealidad, en una palabra la Cochinchina.
Es la vida tal como la he visto desde el punto de vista
de piso deshabitado y con apariciones. ¡El gran lío de la vida!
(Adaptación del Prólogo a las Novelas de la Nebulosa de Ramón Gómez de la serna)

lunes, 23 de febrero de 2015

SIEMPRE CONTANDO

“Compañero, usted sabe que puede contar conmigo. No hasta dos o hasta diez, sino contar conmigo.

Si alguna vez advierte que le miro a los ojos y una veta de amor reconoce en los míos, no alerte sus fusiles ni piense qué delirio. A pesar de la veta o tal vez porque existe, usted puede contar conmigo.

Si otras veces me encuentra huraña sin motivo no piense “qué flojera”, igual puede contar conmigo.

Pero hagamos un trato. Yo quisiera contar con usted. 

Es tan lindo saber que usted existe. Una se siente viva. Y cuando digo esto quiero decir contar aunque sea hasta dos, aunque sea hasta cinco, no ya para que acuda presuroso en mi auxilio sino para saber, a ciencia cierta, que usted sabe que puede contar conmigo.”
(Adaptación de Hagamos un trato, Mario Benedetti) 
 Hoy me he tropezado con este poema (el original, yo aquí lo he prosificado) y me han venido un montón de recuerdos a la mente. En realidad son recuerdos que parecen más cercanos de lo que son, porque hacemos alusión a ellos continuamente. Me encanta. Cómo echo de menos esos ratitos en los que pasábamos horas y horas contando juntos, en los que entre cuenta y cuenta nos contábamos historias de aventuras y lagartos. Sin medir el tiempo ni el espacio, solo contando y contando.

Guapo.

jueves, 4 de diciembre de 2014

NI PENSARLO

Es tan cotidiano, que lo decimos casi sin pensar. Ante conversaciones de enfermedades y muertes se suele oír un: “No digas eso”. Para, no lo menciones para que nadie pueda oírlo. Y la frase más reveladora de todas: “Eso ni lo pienses”. Sabemos, por cultura popular, que los que decimos y lo que pensamos tiene mucha fuerza. Sabemos, queramos verlo o no, que lo que somos hoy es consecuencia de los pensamientos que hemos tenido hasta ahora. ¿Quiénes fueron los primeros en decir “eso ni lo pienses”? ¿Quiénes serían los primeros en atreverse a afirmar que creían en que la fuerza de la mente? No tuvo que ser fácil, sobre todo pensando en la reacción de los que por primera vez oían a alguien prevenir con el miedo de que unos pensamientos podían atraer de alguna forma a una realidad.

“Niño, en la silla de ruedas no te sientes”. Y es que para conseguir algo no basta con quererlo y pensarlo. Para ser botánico hay que ponerse la bata en casa, tener un cuaderno de experimentos, hacer estadística con los resultados de tus macetas. Porque para ser lo que quieres ser basta con serlo. Es así de sencillo. Imagínate haciendo lo que quieres.  Piénsalo, dibújalo, créetelo, convéncete, hazlo desde YA. Porque es esa pasión que pones al desear realmente algo lo que te va a hacer conseguirlo. Filosofía barata mezclada con verdades indemostrables. Lo veo en mí y en los que están a mi alrededor. “El que no aletea se cae primero”. Tantos y tantos jóvenes con un currículum brillante agachando la cabeza. Y ya no solo al hablar de su futuro, si no al hablar de su presente. Oigo frases desgarradoras de compañeros que están dejando todas sus energías en mantenerse firmes. “Yo ya no sé ni de dónde soy” “¿Crees que tengo yo edad de estar todavía con contratos de prácticas?” “¿A ti con cuántos años te tuvo tu padre?” y para mí una frase que sé que no se me va a olvidar. Porque se hizo el silencio. “Es que yo ahora voy a mi pueblo y no conozco a nadie”. Tan triste… tan tan triste.

Yo estoy disfrutando mucho de mi experiencia en Portugal, creo que con crisis o no, me hubiera venido igualmente. Estoy haciendo lo que me gusta en un sitio de de película pero está tan presente la sensación de estar aquí desterrados que a veces ahoga. Como si te arrancasen de la tierra. “Olvidaros de Extremadura”. Otra de las grandes sentencias de la tarde. No hay nada que te de un rayito de luz para ver Extremadura, ya ni digo Badajoz, como opción real. ¿O sí? ¿Y si me imagino, me pienso, me dibujo...? ¿No era yo la que decía hace unos minutos que los pensamientos son poderosos? Digo yo… que si todo el mundo emigra, alguien se tiene que quedar cuidando del rebaño ¿no? ¿Por qué no puedo ser yo? Es esa línea tan fina la que separa el optimismo de la utopía.
¿Olvidarme de Extremadura? 
Viva donde viva, aunque trabaje feliz entre arroces portugueses... 
¡Eso ni pensarlo!

domingo, 19 de octubre de 2014

CONOCIENDO A MIS VECINOS

Una mañana de otoño, con el sol brillando en el cielo, mis ojos se encontraron con los suyos. No sé quien encontró a quien, tal vez podría considerarse un flechazo, pero el caso es que nuestras miradas se cruzaron y… antes de seguir contándoos os lo presento.
Me acerqué a mi ventana y, romanticismos a parte, solo pretendía que en mi cuarto entrase un poco de aire fresco. Al oír el ruido estrepitoso que hace mi ventana (desde Oeiras hasta Faro se oye ese ruido por las tabernas) esa fue la cara que se le quedó. “¡Un humano! ¿Eso.. es una pecera o qué? ¿Por qué está detrás de un cristal?” Debió pensar. No sé si es porque nunca había visto a nadie ahí, o porque no se esperaba mi belleza mañanera, pero esa fue la cara que se le quedó.  La mantuvo tanto rato que a mí ya me estaba dando hasta miedo.
 Por suerte, encontró otro entretenimiento después de darme a mí la primera carcajada del día.
Así da gusto.

martes, 14 de octubre de 2014

VUELVO VOLANDO

Un verdadero Ave Fénix, feniz, feliz. Un impulso con fuerza y, respira el momento, gírate para ver tus cenizas. Lo que fuiste, lo que eras, en lo que te convertiste. Sigue volando y respira el momento. Eres luz, desprendes luz. Il sole fuera. Resurgiste. Disfrútate.


Ahora desde Oeiras. Tercer país en el que vivo, aprendiendo mi cuarto idioma, viendo mi esfuerzo y el de los que me rodean transformado en recompensa. Tengo la suerte de ver cada día plantas nacer, sintiendo solo lo mejor de ser matrona. Yo os siembro, yo os cuido, y a la vez hablo portugués y rezo a todos los dioses por cada paso que doy con la mochila a cuestas. “Porque el suelo se sabe todas las canciones”. De nuevo tengo un mapa con pendientes y collares y una tomo zanahoria al día para mis ojos. Oeiras a veces huele tanto a Parma...
           
Se me llena el cuerpo entero hablando de Campo Joven. Y últimamente tengo tantos pensamientos que transforman el todo en nada. Energía, fuerza, pero no es algo nuevo, siempre magnetismo y atracción. En definitiva, los imanes de papá.

            Me definen como creativa por vosotros. Por las horas viendo las nubes y las estrellas. Los acertijos. Bailar cruzándonos en el salón. Los abstractos. Jugar con La Escalera de Jacob ¿Eso qué es? Búscalo. El diccionario siempre abierto. Lógica. Pintar los nidos de los periquitos. Trasplantar macetas (me acabo de dar cuenta de que llevo toda la vida diciendo "transplantar" y esa palabra no existe). Desarmar la calculadora. A ver cómo cantas. Transformar las extremidades en proyectiles. Mira, mira, mira.

Yo soy viajera aun sin moverme de casa. Y siempre siempre siempre os llevo conmigo.

Respira el momento porque se abre el telón. 
Nunca dejéis de sonreír así.
No importa lo que ponga, lo que importa es que volví.
Besos y un retal más de esta tela marinera.

lunes, 27 de agosto de 2012

AMIGOS

Con el permiso de Maddalena Balsamo, os dejo la traducción de uno de sus vídeos .


Estoy totalmente de acuerdo en lo que dice y va a ser esta mi manera de daros las gracias a todos los invitados por compartir conmigo y mi familia un día tan feliz como fue el de ayer. Inolvidable.

Hay un dicho que expone “un amigo está ahí cuando lo necesitas” y todos pensamos que esa necesidad es un momento de dificultad. Si estoy en el hospital y un amigo no viene yo pienso “qué tonto”, si estoy en un periodo de la vida en el que no tengo dinero y un amigo no me pregunta si necesito algo podría pensar “qué tonto” y eso, al fin y al cabo, tiene parte de verdad porque yo tengo amigos que en situaciones difíciles digamos desaparecen en la nada. Y tú dices “oh, pensaba que era una persona con la que podía contar y resulta que no”. Esto es lo que pensamos más o menos todos y tiene su fundamento de realidad.

Pero hay algo más, según yo, que es compartir la felicidad. No es tan habitual el sentirte feliz cuando alguien a quien tienes aprecio es feliz. (ejemplo demasiado largo). Es muy difícil, es un momento de prueba, cuando debes compartir la felicidad con una persona. Es un momento de prueba porque compartir la felicidad no es sencillo, no es automático, no es fácil. Si quieres saber si alguien realmente te tiene aprecio lo verás en el momento en el que esta persona  disfruta por ti, comparte tu felicidad y viceversa… también tú tienes que ser capaz de eso.


Y yo, perdón si me extiendo, pero me impresiono mucho. La felicidad del otro puede dar rabia, puede mover la envidia, puede recordarte que estás frustrado, pero de todas formas hay que ser feliz si un amigo es feliz, si esto no es así hay algo que no va.

Un amigo se ve en el momento de la felicidad porque todos podemos tener piedad si otro está mal aunque no le conozcamos. Si mi vecina de casa tiene un ictus en la puerta de un hospital yo voy a verla y a lo mejor no soy amiga suya ¿no? Un amigo se ve en los momentos de felicidad… también.

viernes, 29 de junio de 2012

OMNITE

DIARIO HOY DE EXTREMADURA
Lunes 25 de junio de 2012 (número 25.928)
Página 16, Sección OPINIÓN, Cartas al director.

Pues ahí, justo ahí, puedes leer:
Manuel García, un gran profesional
No nos conocíamos, no sabía quién era y pasó desapercibido. Me refiero a una persona que deambulaba y casi no hablaba con nadie, haciendo su trabajo con un saber estar muy peculiar. Pregunté quién era, y uno de los entrenadores me dijo que era del periódico HOY. En algún momento observé cómo tomaba las notas, con un estilo especial. Durante muchas horas hizo su labor. Nos cruzamos al final de la jornada antes de comer y le ofrecí un ticket de comida igual que las casi 200 personas que comimos rancho, después no lo volvimos a ver. A la mañana siguiente los organizadores nos levantamos bien temprano para seguir diseñando la segunda jornada de un torneo que llevábamos meses preparando, y por supuesto lo primero que hicimos era ver lo que decía la prensa escrita, primero en el ipad en Kiosco y Más y al rato sonó la moto del repartidor, que nos trajo como todas las mañanas el HOY a casa. Era increíble, escribían en el diario sobre nosotros, sobre el torneo, una página entera, una gran foto, mi mujer y yo nos pusimos a leer y cuanto más avanzábamos en la noticia mejor recogía esta el sentimiento y la ilusión de todo nuestro trabajo. Era magia cómo una persona que no nos conocía de nada, que hacía su trabajo, y que prácticamente no habló con nosotros consiguió con la redacción de su artículo calificar exactamente el fin que teníamos con la organización del torneo. Y si el domingo el artículo del periódico HOY fue bueno, el del lunes fue aún mejor, volviendo a conseguir poner los pelos de punta a todos los que disfrutamos con el evento y el periodista Manuel García Garrido ha sido el primero que redactó la noticia, el único que lo vivió en directo horas y horas tanto el sábado como el domingo. Creo que es justo agradecer al HOY y a la sección de deportes y felicitar a Manuel García Garrido por sus artículos y la profesionalidad e intencionalidad de conseguir plasmar en papel el objetivo de horas y horas de organización. Ganó la deportividad y el fair play en el II Torneo Internacional de Fútbol Base Femenino Women’s Cup Ciudad de Badajoz. Enhorabuena Manuel.
Pablo M. Ritoré García. Presidente del Santa Teresa CD Femenino. Badajoz.
Ahí queda, aunque a los que le conocemos no nos sorprenden esas palabras. Sabemos que en cada cosa que hace en su vida pone todo de su parte para que sea lo mejor posible.
Un gran profesional y una gran persona.
En una sociedad en la que estamos demasiado acostumbrados a la crítica es también de admirar a Pablo M. Ritoré por pararse un momento a escribir esto. Nadie mejor que un organizador sabe lo rápidas que son las críticas y las pocas palmadas en la espalda que se reciben. Bonita actitud agradecida aun sabiendo que Manuel solo hacía su trabajo.

Estas cosas me producen el espejismo delicioso de confiar un poco en el ser humano. En los que aman lo que hacen aunque no lo hayan elegido, los que se esfuerzan por divertir y educar a los demás, en adolescentes que viven un deporte y que ven más a allá de la pantalla de su móvil.

lunes, 18 de junio de 2012

LA SUERTE

Hoy en unos grandes almacenes de productos chinos se acerca una señora, de unos cincuenta y pocos años, a la caja con una estatuilla de Buda de unos 10cm en la mano y, sobre todo, con una gran duda:
- Perdona, ¿esto cuesta 28 céntimos?
El dependiente, viendo el tamaño de la figura ya se imagina que no va a ser así pero de todas formas lo comprueba.
- No, cuesta 1’30.

El cambio era bastante grande. Todos los que esperábamos en la cola pensábamos que la consulta se iba a quedar solo en eso y que la mujer lo dejaría o lo compraría a pesar de su precio pero, de repente, llega la gran pregunta que nadie esperaba.
-Entonces… ¿este no es el Buda de la Suerte? Es que en la estantería pone “Buda de la Suerte 28 céntimos”
Al dependiente casi se le occidentalizan los ojos.
- Pues.. no, ese no es el de 28 céntimos.
- Pero ¿Es de la suerte o no?.

Yo, tratando de buscar complicidad en el señor que me precedía en la cola de la caja digo riéndome “que si es de la suerte dice...” pero parece ser que el hombre estaba también preocupado con el asunto, no le veía la gracia.

- Pues… a ver… (pasa al Buda por el escáner) no, aquí pone “Buda sentado” y ya está.
- Ah, pues si es Buda sentado que se quede ahí sentado.
Y lo suelta.

Yo, no sé tú, pero todavía estoy perpleja.
Es cierto que hace unos años yo misma escribía esto sobre la suerte y las cosas que nos hacen pensar que de una forma u otra nos traen buena fortuna pero, en fin, llega un punto en el que es un poco triste presenciar este tipo de cosas. Sobre todo pensar que ella se ha podido ir con la idea de "escriben Buda de la Suerte pero después en lugar de poner los que realmente dan suerte ponen otros, ja!, se pensarían que iba a picar".
¿Esta es la especie que presume de dominar el mundo? Vamos, vamos...

miércoles, 23 de mayo de 2012

EXISTENCIALISTA... O TORPE

¿Tú sabes el nombre de tus 16 tatarabuelos? Porque solo han pasado cuatro generaciones, apenas 150 años y ya pasaron a la historia. No sabemos si fueron débiles o fuertes ante los problemas, si se les murió algún hijo o un hermano al que querían con locura. Si les gustaba inventar o cómo servían de ejemplo para los suyos. Seguro que sufrieron muchísimo más que nosotros ahora. Pues solo han hecho falta cuatro generaciones y sus vidas pasaron a la historia. En mi caso curioso pensar que mis bisabuelos y abuelos llorarían sus muertes sin consuelo. En 150 años ahora yo no sé ni cómo se llamaron.
¿Cuántos nombres te sabes?
¿Qué contestaría tu abuela o abuelo si le preguntas por los suyos?A mi me gustaría que algún día mi nieta me preguntase por ellas, les con taría que son una peleonas. Esa savia bruta de la enredadera que soy yo hoy en día. Mi abuela que me dice sorprendida “¡Qué cosa son los sueños!” contándome que ha vuelto a ver a su marido gracias a Morfeo. Parece que han sido eso toda la vida, abuelas. 150 años, solo. Ni textos personales ni loros que enseñan a hablar a sus dueños. Ni las miles de fotos ni mis montañas de apuntes.

De mi, si queda algo, que sean genes fuertes y sanos que surquen el tiempo hasta el fin de la especie humana. Me acabo de quedar sorprendida con mi propia frase. Y surcar el tiempo hasta el fin de la especie humana. Aunque no se acuerden de mí ni sepan quien soy seguro que de alguna boca saldrá un “vamos a explorar” tan mío tan mío que casi seré yo. Solo dentro de 150 años habrá una sustituta de esta bióloga con una pequeña porción de mi pero muy fuerte, y será un poco yo aunque no lo sepa.

Yo, ahora a llevar por ahí
todos esos cachinos de los que estoy formada
y a enseñar al mundo ese poquito de ellos.

sábado, 21 de enero de 2012

MI MAMÁ ME MIMA

Cuando mi mami coge lápiz y papel se pone a inventar y siempre plasma alguna sorpresa. A veces las guarda para que nadie lea nada, otras por suerte las comparte.
Aquí os dejo la última.

Huelva tiene un Manuel,
Manuel una Marina.
Huelva una Marinera
que se llevará a Manuel
a pasear por la bahía.

Y una puesta de sol
fue testigo de ver tal maravilla
de pasear por la bahía.

Tu madre te quiere Hija Marina
y ese corazón mío
se fue a la bahía.

Cada vez que ella sonríe consigue mágicamente que la pena sea un poquito más pequeña para todos.

lunes, 27 de junio de 2011

LA PALABRA "CULINARIO" NUNCA ANTES TUVO TANTO SENTIDO

Nota muy importante:

CANNAMELA es una marca de especias, no CANELA en italiano.

Vale, a partir de ahora vosotros jugáis con ventaja con respecto a mi. Yo llegué a Parma tan decidida a tener siempre dulcecitos y cosas ricas para los caprichos de la merienda que mis primeros pinitos como repostera comenzaron antes de que mi conocimientos de italiano fueran suficientes.

Aún así me metí en la cocina y me puse a hacer mi primer postre en mi nueva casa. Confié en mi traicionera intuición y… a mis primeras ocho natillas (ni una ni dos, ocho nada menos) les eché PAPRICA. Nunca antes había usado paprica, ni siquiera sabía que existía, así es que al leer en el bote esa palabra pensé que era la marca. Estaba claro: Cannamela marca Paprica.

Pues sí, clarísimo, al resultado de tal inteligente deducción se le llama “Natillas con pimentón”

Eso sí, las había hecho yo, y ya se sabe que el paladar es bastante más permisivo con lo que cocina uno mismo así que aún así me las comí… sabía raro, pero me las comí.
Descubrí por qué “la canela sabía como rara” bastante tiempo después.

jueves, 16 de junio de 2011

INOLpipDABLE

Cuando el casero nos enseñó nuestro piso parmesano por primera vez nos fue explicando punto por punto cada cosa. Cómo se encendía el horno, cómo funcionaba el calentador, en fin, las cosas básicas. Me llamó la atención el especial hincapié que puso en explicar cómo se apagaba la alarma anti-incendios. Nos dijo que a veces era un poco molesta porque sonaba sin tener por qué pero que estaba bien tenerla. ¿Un poco molesta? Igual que le pasó a Phoebe en la serie Friends, cuando ese bicho empezaba a pitar no había quien lo callase.

Era un pitido suave y muy corto. Sonaba cada diez segundos aproximadamente. Eso da como tiempo a “olvidar” que está sonando hasta que vuelve un PIP que te pone los nervios de punta. Después de casi un día entero con el pitido (primero no sabíamos de dónde procedía) conseguí callarla. Todas tranquilas. Ya cada vez que sonaba no tardaba ni un minuto en salir corriendo a apagarla.

Lo increíble de la historia y lo que me llevó a quitarle las pilas definitivamente llegó cuando Elena y yo volvimos de nuestro viaje por Bélgica. Llegábamos cansadas y a la vez super sonrientes hasta que oímos nuestro PIP de bienvenida. Todavía no me puedo explicar PIP cómo nuestras compañeras habían PIP estado conviviendo con el sonidito durante casi PIP una semana y PIP no les dio un ataque de PIP nervios.

viernes, 10 de junio de 2011

COJO UN TROCITO DE CADA PARTE

Casi un año viviendo en una casa mitad inglesa y mitad española. Muchos recuerdos de la perfecta combinación que hacíamos y de cómo acabamos formando lo que llamamos la familia internacional. Grecia, Turquía, Portugal y España unidas en Italia. Estar en un tren de Bélgica con una chica Rusa que había estado de Erasmus en Bratislava, hablando en inglés y comiendo mandarinas de a saber dónde mientras decía “yo este año vivo en Italia pero soy española”.

Después de horas estudiando italiano llegaba a la cocina y solo podía decir “bb.. bb.b..bb hello”. He paseado por Brujas compartiendo un paraguas bajo la nieve con un iraquí mientras conversábamos en inglés y se sorprendía como con nostalgia al oirme decir las tres o cuatro cosas que yo sé en su idioma. He compartido sueños con la misma persona en tres países diferentes en menos de un año. El hombre italiano del estanco, después de un año viéndome, me contó que este verano va a Málaga. Yo creo que estaba deseándo decirmelo desde que me escuchó el primer "unos sellos para enviar esto a España".


Mientras ordenaba la habitación escuché a un niño decirle a su madre “Guarda mamma! Un aereo!”. Si es que a todos nos llama siempre la atención ver un avión en el cielo. Por supuesto fui corriendo a asomarme por la ventana. Voy a celebrar mi cumpleaños con un gran argentino. He estado hablando por skype con mi familia mientras aquí ya era de noche y en Novelda de día. No deja de sorprenderme porque realmente tampoco estamos tan lejos.


Hay un momento en el que te das cuenta que tenemos mil maneras de llamar a la misma cosa y que tenemos muchas cosas con funciones casi iguales. Sucede cuando tu amigo griego te intenta explicar que le han enseñado a decir “chambergo” pero no se acuerda en ese momento. Tú estás ahí: “chaqueta, abrigo, sudadera, gabardina, polar, cazadora, ¿chaleco?, impermeable… no sé”.

Ahora me pongo a hablar inglés y me sale italiano. Echaré de menos esto. Aunque después de recordar todas esas cosas creo que ha quedado claro que no es una ciudad o un pais lo que hace a algo especial si no esos momentos irrepetibles que te hace vivir la gente. Aquí, alli, en clase, en un parque, en casa, en la habitación de la abuela en esas reuniones familiares improvisadas... siempre.

viernes, 8 de abril de 2011

SE INTENTA

Quiero contaros cosas positivas y alegres. Animaros por ejemplo a dar un paseo ahora que brilla el sol, a disfrutar de la primavera, a coger setas y estar un par de minutos al calorcito a la sombra sin hacer nada (pero solo un par de minutos, que hay mucho que hacer). Escribir cosas positivas y azules y verdes y amarillas. Regalaros mi sonrisa y la parte menos triste de mi felicidad actual. Porque no es contradictorio ser feliz y estar triste, pero ahora no es momento de escribir sobre eso.Ayer probé el helado de anis y también he inventado una receta super rica con zanahorias y nata. Esta noche tenemos una eurodiner donde cada uno tiene que llevar un plato típico de su pais o región. Yo voy a hacer torrijas y me llevaré mi mantón de extremeña hecho con una bolsa de basura y recortes de revistas de los supermercados parmesanos. Porque Extremadura (y un poquito de Andalucía) siempre está conmigo. Vosotros estais siempre conmigo.


He descubierto que me encanta el zumo de pera. Más que nada estamos descubriendo que nos gustan cosas que antes ni por asomo pensábamos que íbamos a hacer. Cuando me entra hambre en lugar de coger galletas me frio unas espinacas.

Hoy he sacado un diez en "Fotomorfogenesi degli Organismi Vegetali" y me he vuelto a casa como María la portugesa, cantando al querer de un andalúz. Quién me lo iba a decir.

viernes, 21 de enero de 2011

EXPERIENCIA EUROSMUS

Bueno familia, os cuento el episiodio de ayer que, una vez que ha pasado, podríamos calificarlo como divertido (o cuanto menos curioso).

Resulta que en la última visita de nuestro casero nos trajo la noticia de que por luz agua y gas este mes teníamos que pagar 76 euros cada una. No es un mes exactamente, contaba los 25 días que hemos estado en casa desde el último pago hasta hoy. Nosotras, al borde de un ataque de euros.. digo.. de nervios, le pedimos de la forma más correcta que nuestro italiano nos permite que nos trajese una factura. Parece ser que es la primera vez que le pasa porque su cara fue... una mezcla de todo eso.

Después de hablarlo con los erasmus que conocemos nos damos cuenta de que somos los que más pagamos de todos teniendo en cuenta que la vez pasada ya le pagamos 106€ ¡cada una! por dos meses y medio. A Elena se le ocurre una brillante idea. Vamos a hablar con los vecinos para que ellos nos digan si esos precios son normales también en su vivienda. Subimos y nos encontramos una puerta con un montón de dibujos de niños pegados por fuera y nos abre la puerta un matrimonio de unos 40 años SUUUUUUUUUUPER SIMPÁTICOS. Esa casa no parecía que estuviera justo encima de la nuestra. Tienen hecho obras y parece de revista ¡Elena y yo perplejas! Nos invitan a sentarnos, a un café (que rechazamos porque todavía no habíamos comido) y seguimos viendo dibujos de niños por todas las paredes. Son los padres de los dos o tres niños que oimos a veces subir y bajar por la escalera. Sin querer meterse en problemas y de forma muy sutil nos hacen ver que para ellos esos gastos no son normales. Nos enseñan sus facturas y nos dicen dónde tenemos que mirar para asegurarnos de que la que él nos trae es la verdadera. Super atentos con nosotras, incluso la mujer nos dijo "¿Cómo que sois de España y os habeis venido a Parma? ¡¡Vamonos todos a España!!" y nos decía los días de la semana en español, super salá.

Así llegamos a casa con ganas de reclamar nuestros derechos pero por otro lado un poco asustadas. No sabíamos por dónde nos iba a salir nuestro querido Máximo. Llevaba dos días sin aparecer por aquí y, conociendo su amor por el dinero líquido, nos hacía pensar que algo estaba tramando.

A eso de las siete de la tarde viene Sophia a mi cuarto "Maximo was calling me" chan chan chan channnnnn le pregunto "¿Qué te ha dicho?" y contesta partiendose de risa "No se lo he cogido ¡I'm scared!". Obviamente a los pocos minutos llama a Elena. "Máximo viene en 20 minutos" y, como las desgracias unen, nos teníais que ver a las cuatro en la cocina, nerviosas y diciéndo tonterías.

Llega Máximo con la misma cara de angustia con la que se fue el otro día mientras nosotras estábamos hasta barajando meterle en el congelador y quedarnos con la casa. Nos trae facturas y sus cuentas extrañas. Después de mucho explicarnos nos dice que el total a pagar son.... trrrrrtrrrrrrtrrrr pihssssss (esto es un redoble) OCHO cada una jajjajaja sí sí, habeis leido bien. Ya no heran 76 si no que eran 8.

Obviamente esto era debido a que la primera vez pagamos una barbaridad y, con las facturas delante, eso no se sostenía por ningún sitio. Yo ya estaba deseando que saliera por la puerta porque la risa empezaba a tener más fuerza que yo. En la dura lucha finalmente gané y conseguí aguantarme pero no fue nada fácil. Sí, somos unas ex-estafadas. Ha sido un gran logro y hoy hemos dormido como angelitos. Al fin y al cabo nos hemos ahorrado casi 70 euros y tenemos la sensación de que nos ha tocado la lotería, porque si le hubiéramos pagado sin más posiblemente hubiéramos pordido no solo 70 euros si no lo mismo cada mes.

Hablando se entiende la gente, quien no llora no mama, más vale prevenir que curar, si no lo veo no lo creo, que no te den gato por liebre, cría erasmus y no les sacarás ni un duro... en el refranero está todo.

domingo, 16 de enero de 2011

DE NUEVO EN PARMA

Llegó el 14 de enero y otra vez estoy en Parma. Esta vez con bastante más pena y miedo. Pena por toda la gente que dejo en Badajoz y Novelda (aunque sé que tendré visitas y que estaremos siempre en contacto) y miedo porque se acercan algunos de los muchos exámenes que tendré que hacer este año.

Lo primero ha sido organizar un poco la habitación y volver a llenarla de vida. Ha habido cambios como señal de esta nueva etapa. El armario está colocado que parece de exposición (veremos a ver cuánto me dura así, yo pondré de mi parte), el mapa de Parma cada vez se ve menos con la de recuerdos que tiene ya pegados y... bueno.. podeis verlo vosotros mismos:
Ya he estado en el instituto con una de mis dos clases haciéndoles un exámen de español, pobrecillos, aunque yo les ayudaba en todo lo que podía. He ido a las "rebajas" y he cenado con mis españolitos.
En fin, unos días completos de cosas en los que todavía me estoy haciendo a la idea de todo.
Con ánimo y al toro (entra un patriotismo cuando uno está fuera de su pais.. jaja)

Ah, y muy importante...
¡Tengo una cajita de chuches! Es por eso que dicen que cuando tienes que estudiar le sale a uno la parte creativa... pues yo de vez en cuando me dejo llevar.


Ya os echo de menos.

viernes, 31 de diciembre de 2010

MILENIOS ENCAPSULADOS EN UN AÑO

¿Qué digo yo ahora del 2010? A pesar de que no cambiaría.. casi nada de mis 21 años 5 meses y 29 días que tengo, me atrevo a resumirlo diciendo que ha sido el mejor de todos los años que he vivido, el más intenso. El más mágico y a la vez físico. En aquella gráfica de mi vida de la que alguna vez he hablado aquí este año, sin duda, sería el punto más alto vivido hasta ahora pero dejando siempre espacio más arriba para lo que me depare el futuro.

Me pongo a ver fotos de este año y me parece increíble la de cosas que he hecho en solo 365 días. He cumplido muchos sueños, por no decir todos los que tenía.

Gente a la que adoro vinieron a Novelda a ser pajes de sus majestades los Reyes Magos. Hicimos una fiesta brasileña. ¡Vi nevar por primera vez en mi vida! Me disfracé de Mary Poppins y viví momentos en los que un “supercalifragilísticoespialidoso” se quedaba corto y de manzana, sí sí, de manzana, hecho por nosotras. Escuché “Me tumbé”. Fuimos a Mérida para celebrar el cumple de Dani. Pasé unos días divertidísimos rodeada de biólogos en le chozo de Oli en Villardelrey. Mi tita demostró que es una campeona. Se bautizó el niño de nuestros ojos. Fuimos a camping a Melides casi todos. Celebramos el cumple de mi hermana en la zona paraiso de Alejandro Sanz. ESTUVE CON JORGE DREXLER en Cadiz con Raquel ^^, buffffff. Celebramos mi 21 cumpleaños en Cáceres. Por fin me cogieron como monitora para el campamento para jóvenes con discapacidad de cruz roja. Pasamos la 14º Semana Cultural con magia, piraguas, playa, camping y hasta PLAYBACK. Me fui a Nerja con Cinta y Soraya, en mi coche, con muchas ganas de reencontrarme con sus playas y volvimos cargadas de anécdotas que no nos cansamos de repetir en nuestras conversaciones. Hicimos una fiesta Hawaiiana. Tiraron nuestro puente de Novelda (esto, obviamente, no fue un sueño cumplido pero es algo que no olvidaré). Llegué a Parma… y empezó la experiencia más completa y enriquecedora que he tenido hasta ahora. Un imborrable viaje a Bélgica y pasar la Navidad en casa.
Todo esto con el apoyo de mi familia, con la sonrisa de satisfacción en sus caras y con mis amigos que escuchan mis historias sin cansarse. He conocido a mucha gente que sé que no olvidaré nunca.
Ha sido un año intenso lleno de sensaciones, un año Manuel... digo... un año diez.
Ahora, a por un año 11 ¡Sobresaliente y matrícula!

Medio año en Italia y otra mitad en España. Único.

viernes, 17 de diciembre de 2010

DIAS DE "NOS VEMOS"

La última actualización que haré este año desde Parma ¿Os podeis creer que me da pena? Estoy tan rodeada de cosas buenas que me permito el lujo de sentirme levemente triste por una tontería como esa. Tres meses en este país, en mi ya querida Parma, en esta habitación verde. Han pasado tantísimas cosas en tan poco tiempo que parece que hablamos de hace años cuando echamos la vista atrás para recordar las primeras tomas de contacto con estas calles. Me voy feliz porque sé que al volver tendremos otras mil historias que contarnos y porque es curioso todo esto. Que tampoco nos conocemos desde hace tanto, pero son tantas tantas tantas tantas horas juntos. Me resulta curioso el hecho de que me vengan a la mente tantas caras sonrientes y tantas cosas cada vez que miro “la pulsera de la amistad” de cuero negro que compramos para todos en Pisa. 17 pulseras que se distribuirán en cuestión de días por toda España (península e islas, que también son España). Suertudos todos por habernos conocido de esta manera.

Tengo pedacitos de recuerdos por ahí escritos.

- Los primeros líos con las palabras extrañas. De chulada (no sé cómo se escribe) y cazzo mejor ni hablamos. Muy peligroso eso de “dame un cacho de pizza, ¿quieres un cacho?”:
No me entra en la cabeza que comida se diga cibo. Se pronuncia “chibo” y me ayuda a recordarla porque me imagino a Tere con sus reglas nemotécnicas “acuérdate porque los chivos se comen ¿no? Pues eso, un filete de chivo, un filete de comida”.

- Lo extraño que es al principio eso de que en las discotecas no se pueda fumar, en fin de año lo notaré muchísimo cuando vuelva a tener esa riquísima sensación de pelo y ropa con olor a humo (irónicamente lo de riquísima sensación, por supuesto):
Un querido amigo artista me dijo un día que no es tan agradable estar en una discoteca en la que no se puede fumar… porque, literalmente, decía que no huelen a humo pero huelen a sudor. El lado positivo es que la nariz se acostumbra (que guarrería jaja) y que luego cuando sales sigues oliendo a tu colonia o simplemente a nada.

- Las cosas que me dejaban perpleja los primeros días de clase y que todavía no dejan de sorprenderme:
Se puede hacer pipí en mitad de clase. Una persona que está en mitad de una fila hace levantarse a todos para salir y después entrar, increíble. En el instituto ya es el colmo ¡que una niña se levantó para poner a cargar su móvil! Menudo descontrol… y lo fuerte es que ellos lo ven normal.

- Y, ya por último, os dejo otro trocito de una de las cosas más curiosas de la universidad de Parma:
El autobús nos lleva en dirección contraria. Me reiré mucho recordando los jaleos autobusiles. La gran frase de Viviana “otra vez nos hemos montado en un siete falso”. Porque al campus llega un autobús con un número, tú te montas, y en mitad del trayecto cambia de número y va por donde le parece. Fue gracioso el día que cogimos un 21 para ir de un aula a otra (porque estaban cada una en una punta del campus) y el autobús se salió por otro lado y tiró para la ciudad hasta dejarnos en la puerta de casa jajaja y Elena y yo con las carpetas en la mano y el chip de que todavía nos quedaban dos horas escuchando italiano nos bajamos resignadas “nada, pues no vamos a clase hoy”.
La verdad es que tienen truco y ya, tres meses después, los dominamos. A nosotras no nos toman más el pelo, jum! Está todo controlado.

Me están entrando ganas de hacer un intento de resumen de estos tres meses. Aunque es lo típico que nadie entiende pero si Morfeo no me gana la batalla lo intentaré. De todas formas esta será la última entrada desde aquí en este maravilloso increiblerrimo y mágico 2010.

Ciao cara Parma, ci vediamo a genaio.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

TEACHING PLACEMENT

Algo así como "En el lugar del profesor". Así se llama el proyecto en le cual participaré durante toda mi estancia en Parma. A pesar de mis catorce asignaturas (siete en cada cuatrimestre) los sábados por la matina voy al instituto Pietro Giordani, porque soy así de valiente. Allí me esperan treinta monstruitos entre catorce y dieciséis años con ganas de todo menos de escucharme a mí. A los chicos de 1ºL les doy pequeñas lecciones de Naturales y, los pobres, acabarán hartitos. Entiendo que es muy difícil a la vez que aburrido pero yo soy una mandada, al final tengo la esperanza de que nos hagamos amigos y que al menos aprendan algo.

Después una hora de descanso y mentalización para entrar en 1ºB donde las clases son simplemente de español. Allí sí que me reciben con una sonrisa y con muchas ganas de hablar. La profesoressa me cogió cariño desde el primer momento y es gracioso cómo entre las dos intentábamos que nuestros horarios coincidiesen sin que se notase demasiado. Creo que será una de las personas a las que más cariño cogeré aquí en Parma. Me sobrevalora (si es que esa palabra existe) pero eso a la vez me sirve para entrar a clase mas segura. Es muy divertido y siempre pone cara de admiración y dice “ohhh, muy buena idea” con su acento sudamericano cuando propongo algo.
Tengo que hacer fotos de todos ellos, cuando tenga más confianza.
Ilusos los que hacen esto creyendo que ellos van a aprender más de mi que yo de ellos.

Con menuda han ido a topar.

martes, 23 de noviembre de 2010

MOCHILA AL HOMBRO

Florencia, Siena, Roma y Pisa. Las cuatro primeras ciudades italianas que visité hace ya más de cuatro años. Me hace gracia porque vine muy arrepentida de no haber subido a la torre de Pisa. Costaba 15 euros y a la gente que iba conmigo les parecía demasiado caro así es que yo decía “bueno, volveré en un futuro y subiré, no pasa nada”. Ahora creo que si volviera a Pisa (cosa que dudo aunque no descarto) tampoco subiría. Se aprovechan muchísimo y ya le estoy cogiendo el gustillo a eso de viajar y limitarme a ver lo gratuito. Obviamente me pierdo muchas cosas pero aun así le veo muchas ventajas. Hace poco más de dos meses que comenzó mi experiencia Erasmus y ya he estado en Parma, Venecia, Turín, Verona, Bérgamo, otra vez Florencia y Cremona. La verdad es que no está nada mal a pesar de que yo me esté quejando siempre de que no viajamos nada.

Tengo la suerte de haber encontrado en mi vida a un inmejorable compañero de viaje con el que disfruto mucho más de cada cosa. Sabía que lo encontraría y me daba igual el dónde y el cuándo. Sin prisa y sin buscar. Sabía que le reconocería nada más verle. Ahora, entiendo aquello de “miré su cara y me hice creyente” porque desde que forma parte de mí creo en las personas, en mis posibilidades, en que alguien puede traerte la felicidad a cambio de nada.

Feliz no, lo siguiente.

lunes, 1 de noviembre de 2010

¡APELLIDO!

A las 4 de la mañana no hay ni un parmesano por la calle. Bueno ni a las tres ni a las dos, ni a la una… pero a las cuatro mucho menos. Hoy llovía y por Viale Agostino Verenini se veía cómo las gotas de lluvia alegraban la avenida con el color amarillo de las pocas hojas que todavía aguantan el viento en los árboles y las muchas que reposan ya formando una alfombra en el suelo. Ocho bicicletas caminan juntas silbando, como no, la sintonía de verano azul. Todos cansados pero con la sensación de que esto no se puede parar. Elena y yo, rápidas y caraduras proponemos acabar la fiesta en nuestra casa con la frase mágica “tenemos macarrones en casa…” y así acaba la jornada cinco españoles y dos franceses a cuatro metros escasos de mi cama.


Sé que no debo hablar de caminos buenos o malos pero a veces hay cosas que merecen tanto la pena. Porque la meta es licenciarte y conseguir un trabajo para poder sobrevivir y, con suerte, mantener una familia feliz pero ahora no estamos más que en el camino. Este es nuestro camino y nos ha tocado vivirlo juntos. Seguramente hubiera hecho buenos amigos en cualquier ciudad del mundo pero me alegro de haber elegido Parma y de poder compartir todo esto con ellos.

Las lluvias, el frío, los “si nos hubiéramos ido de Erasmus a la gran mierda seguramente habría mejor tiempo que aquí”, los éxitos culinarios y las mañanas en los autobuses que se transforman (ya os contaré). Adoro pasear con mi bicicleta por la ciudad y dejarme caer en las avenidas con pendiente.

Esto es un lujo.

viernes, 15 de octubre de 2010

INCUBI

Anoche soñé que todo era un sueño. Me desperté, como no, al lado de mi hermana y le contaba todo lo que he vivido aquí hasta ahora. Me he dado cuenta de lo que de verdad me está marcando. Que echaré mucho de menos a los del “international apartament”, el video de la francesa y la inglesa tratando de cantar cumpleaños feliz en polaco, la pared verde esperanza de mi habitación, mis horas en la cocina con deliciosos resultados, lo que te estoy echando de menos, las noches en piazza della pilota, que se solape el desayuno con la comida, los intentos de hablar en italiano, todo.

Soñaba que despertaba pronunciando un claro “No puede ser” y Tere me contestaba “No te preocupes, pronto irás a Parma y vivirás todo eso”. Pero, en ese caso, me quedaría volver a vivir la aventura de buscar piso, el conocer a todo el mundo, intentar cuadrar las asignaturas, buscar el aula y entrar en clase tarde (sí, los primeros días es imposible acertar a la primera), los intentos de conversaciones con los profesores y las mañanas que despierto a Elena diciendo “Bongiorno bella, despierta que estás de Erasmus”.

Reconozco que esto no me gusta tanto como para querer quedarme para siempre. Tengo a la gente que más quiero “muy lejos” de aquí, pero ahora entiendo por qué dicen que esta experiencia debería ser obligatoria para todos el que se lo pueda permitir.

Hay sensaciones que no se pueden explicar de ninguna manera.
¿No es genial?

domingo, 3 de octubre de 2010

IL MIO APPARTAMENTO

Me presento a este blog que, a partir de hoy, también será un poco mío. Soy el nuevo hogar de Marina cerca de Via D’azeglio. El señor Maximo Bertola se ha encargado de darme esta decoración tan peculiar:


Le di la bienvenida con un par de cabezazos, pero ya nos llevamos mucho mejor. Las españolas son las encargadas de traer a casa comida de verdad, de la que alimenta.

Ella duerme en la habitación grande y verde decorada, cómo no, con tijera y cartulinas. Es grande pero no queda ni un rincón que no haya llenado ya de ilusión y esperanza verde bióloga. Aquí será donde acoja sus visitas y donde pasará largas horas en invierno.

No sabe la que le espera...






















No sé si pensarán que ha sido un truco de Maximo o de verdad han creido que era cierto pero hace unos días llegaron unas chicas españolas que habían estado aquí el año pasado. Vinieron a Parma a verme, a volver a saludar a mis muebles y mis paredes que tantos secretos les guarda. Emocionadísimas por todo lo que habían vivido aquí, igual que vendrán Marina y Elena en un futuro.

En su habitación ya ha habido bastantes cambios.. pero claro, no iba a ser tan fácil, para ver todo esto, la calle, las plazas, la gente, los aperitivos... hay que venir.

No queda otra opción.

jueves, 30 de septiembre de 2010

I FEEL ERASMUS

Me siento Erasmus, cada día más. Hoy ha sido uno de esos días en los que vuelves a casa con la sensación de que echarás de menos todo esto. Las calles de Parma tienen un encanto especial que me transmiten tranquilidad a pesar del tráfico caótico. Poco a poco voy entendiendo que aquí los coches, bicis y peatones forman un todo y nadie manda sobre nadie.

Ha sido un día de estos para recordar. He intentado hacer mi primera tortilla de patatas aunque el resultado… en fin, digamos que lo he intentado.

En el supermercado hemos presenciado una batalla campal. Angoleños contra italianos, la policía, italianos amenazando, angoleños tirando manzanas… en fin, un espectáculo. Nuestro/a amigo/a cajero/a travesti nos contaba que no suele pasar y que le da mucha rabia que luego la gente piense que todos los inmigrantes son así. Curioso la sensación que tuve al entender perfectamente esas palabras. Aquí no nos dejan olvidar en todo momento que somos extranjeros. Ahora yo también soy inmigrante. Cuando por fin conseguimos salir del supermercado con la compra del día nos topamos con una manifestación de comunistas que estaba pasando justo en ese momento por la puerta del super. Todo hipersurrealista. Una manifestación con velas, pancartas, cancioncillas, mientras dentro todavía solucionaban la revuelta.

Por la noche nuestra primera fiesta Erasmus que acaba en la famosa discoteca (la única de Parma) NeroBianco. Andando no sé cuántos kilómetros pero con un fin de película. Hemos vuelto a casa hablando inglés con un portugués, un griego y un turco.

Me gusta mi vida.